Cómo cambiar los pañales de tu bebé paso a paso

Preparaos, papis, ha llegado el momento de enfrentaros a la misión que más miedo da… ¡cambiar el pañal! ¿Cómo contener la respiración y lograr cambiar el pañal sin desmontar al bebé? ¡Nenuco al rescate! Os contamos todo lo que necesitáis saber sobre cómo cambiar el pañal, con qué frecuencia, qué cuidados tener y hasta qué tipos existen para convertiros en auténticos superhéroes de capa, toallita y pañal.

Qué tipos de pañales hay

Existen muchos tipos de pañales y el perfecto para tu bebé es… ¡el que tú elijas! Tan solo tienes que fijarte en dos grandes máximas: la etapa del bebé y su talla, pues no va a usar lo mismo un bebé recién nacido que uno de 10 meses. Y que no te engañen las tallas, aquí se miden por peso. ¿Sabías que también hay pañales de día y de noche? ¡Cuánto pañal…! Respira, papá, con que te suenen estos tipos de pañales es más que suficiente:

  • Pañales de un solo uso: estos ya los conoces. Se trata de pañales desechables, que puedes utilizar en cuanto los necesitas y que absorben mucho.
  • Pañales de tela: son reutilizables y hay que lavarlos después de cada uso. Algunos son compactos y otros vienen con piezas separadas.
  • Pañales bañadores: son los ideales para ir a la playa o a la piscina, pues protegen igual que los clásicos, pero con el extra de que no se hinchan por el contacto con el agua.
  • Bragapañales: se colocan como braguitas y suelen utilizarlos los niños más mayores que ya están dejando el pañal o tienen alguna sorpresa con el pis por la noche.

Cada cuánto cambiar el pañal

¡Pañales! Tenemos una misión que cumplir: mantener el pis y la caca lejos de la piel y la ropa del bebé. Pero, mamá, a veces, esta misión es difícil de cumplir y aparecen fugas. ¿Cómo saber cuándo cambiar el pañal? He aquí algunas pistas, aunque la rutina de tu bebé te dirá cuándo es el momento de hacerlo:

  • Por el día: un pañal después de cada comida
  • Por la noche: un pañal para dormir
  • Y si el olfato alerta caca, cambio de inmediato.
  • ¿El peque habla y dice caca? ¡A correr al baño!

Cuidados durante el cambio de pañal

Tus grandes aliados para alcanzar el modo experto en el cambio de pañal son el tiempo y la práctica. Sí, los mismos que te ayudan con el baño del bebé. Solo hay una norma irrompible, papá: nunca dejar al bebé solo a la hora de cambiar el pañal. ¿Bebé listo para el cambio? Elige el lugar y manos a la obra. El primer paso será tener todo a punto y bien cerquita antes de empezar:

  • El pañal limpio
  • Toallitas
  • Crema protectora

Cómo cambiar el pañal paso a paso

Tu intuición de padre y madre seguro que ya te ha dictado los pasos a seguir. Pero, por si acaso, hagamos un breve repaso. He aquí el tutorial del cambio de pañal en 5 pasos:

  1. Bebé preparado: tumba el bebé boca arriba en el cambiador y sácale la ropa de cintura para abajo.
  2. Fuera pañal sucio: abre el pañal, despegando las cintas autoadhesivas y levantando las piernas de tu bebé, sujetándolo por los tobillos, para cerrar la parte delantera contra la trasera. ¿Hay deposiciones? La parte delantera del pañal será de gran ayuda para retirarlas de su piel, siempre de delante hacia atrás. Ciérralo y coloca su culito sobre la parte delantera exterior del pañal.
  3. Momento Toallita: ¡hora de limpiarse! ¿Qué mejor que las toallitas húmedas Nenuco para dejar bien limpia y fresquita la piel de tu bebé? No olvides los pliegues de la piel.
  4. Un poco de cremita: seca la piel del bebé con una toalla o una toallita limpia y aplícale su cremita. Al terminar, despídete del pañal sucio, cerrándolo bien y poniéndole en un recipiente estanco que aísle el olor.
  5. El pañal limpito: y, por último, un nuevo pañal. El gran reto ha comenzado: colócalo bajo su culito, abre la parte delantera y haz que coincida en altura con la trasera. Cuando lo tengas, cintas adhesivas y a cerrar, con firmeza, pero sin apretar. ¡MISIÓN CUMPLIDA! Y sin pinzas en la nariz…

Y llegados a este punto, ya ¡sois los padres que no le temen al pañal!

¿Conoces más trucos para cambiar el pañal? ¡Cuéntanoslos en Facebook e Instagram con el hashtag #yosoyelpadreque #yosoylamadreque no le teme al pañal!