Viajar con niños: consejos imprescindibles

¡Cómo mola viajar! Pero, ¿y los niños? ¿Qué hacemos con los niños? Lo sentimos, aún no se han inventado métodos de teletransporte que permitan ahorraros el trayecto con los peques y los típicos cuánto falta. Pero, ¿sabéis lo que sí se ha inventado? Esta Guía Nenuco con muchos consejos para viajar con niños ¡No os la perdáis!

Guía para viajar con hijos

Viajar con niños es posible, aunque tal vez los planes requieran hacer algún cambio con respecto a cuando solo eran papá y mamá:

  • Dónde viajar con niños: la idea de ver el bonito paisaje de ese país tan exótico te apasiona, pero a tu peque solo lo incita a aburrirse y convertirse en un verdadero terremoto ¿La clave para evitarlo? Elegir lugares que también le den momentos divertidos a él.
  • Incítalo a ir: enséñale los destinos, qué vais a ver y haz que se emocione por querer conocer ese sitio, paisaje o cultura antes de ir.
  • Los cuidados médicos anteriores: hay países para los que tendréis que poneros alguna vacuna o tener algún tipo de precaución médica especial y, muchas veces, con bastante anterioridad. ¡Infórmate!
  • Billetes, reservas…: asegúrate de comprar los billetes y hacer las reservas de los hoteles de acuerdo a la edad de tu peque, además de ver qué puedes y no puedes facturar y llevar en el viaje contigo. Si puedes, elige un hotel en el que cuenten con algo que le pueda ayudar a pasárselo bien, como una piscina o un club infantil. ¡Lo agradecerás!

¿Qué requisitos necesito para viajar con niños?

Al igual que tú, tu hijo o hija también necesita documentación para viajar, que puede variar en función de su situación, edad y de a dónde vayáis a ir:

  • DNI: en general, no es obligatorio hasta los 14 años, pero sí para viajar por la Unión Europea o el espacio Schengen, aunque no para hacerlo por territorio nacional, siempre que los padres lo acompañen y lleven con ellos el libro de familia.
  • Tarjeta sanitaria europea: en caso de viajar a algún destino dentro de la Unión Europea, el pequeño también necesitará su tarjeta sanitaria europea por si en algún momento necesita ver a un médico.
  • Pasaporte: si os vais fuera de la Unión Europea o del espacio Schengen tu peque, al igual que tú, también necesitará llevar su propio pasaporte en vigor.
  • Visados/certificados de sanidad: hay países para los que necesitarás un visado, una autorización de viaje o, incluso, un certificado de sanidad. Antes de viajar, asegúrate bien de qué documentación hace falta para que te dejen entrar.
  • Autorización de menores: en caso de viajar con niños que no son tus hijos, que el peque viaje solo con papá o solo con mamá o, incluso, solito, se necesitará una autorización escrita de los padres.
  • Seguro de viaje: es una de las mejores formas de asegurarte de que ningún virus que haya decidido instalarse en el cuerpo de tu peque os haga perder el viaje sin derecho a cancelación y que lo atiendan en el médico si este opta por manifestarse en el país.
  • Registro de viajeros: una buena recomendación es inscribirse en el Registro de viajeros para que vuestros datos estén localizables en caso de haber alguna emergencia grave.

Tips para volar con tus hijos

Aunque a tu hijo le haga mucha ilusión moverse por el cielo, a menos que tenga la tranquilidad como apellido, al cabo de un rato se estará aburriendo. ¿Cómo viajar en avión con niños sin querer saltar de él sin paracaídas?

Anima el vuelo con algunos juegos

¿El mejor Truco Nenuco para que el bebé deje de llorar, el niño terremoto se tranquilice y la peque gruñona deje el mal carácter fuera del avión? ¡Jugar y pasarlo genial! Hay muchas opciones para pasar un momento divertido en el avión sin tener que levantarse del asiento: el Veo veo, imaginarnos qué formas tienen las nubes, jugar a contar historias, retarlo a descubrir cuánta gente hay en el avión… ¡hasta imaginarnos que por un día nos convertimos en pilotos!

Cubre bien sus necesidades

Nuestros príncipes en miniatura odian las incomodidades. ¿Truco Nenuco para no pasarte horas en un avión aguantando un tengo hambre o una carrera de pasillo estrecho hacia el baño? ¡Asegurarte antes de despegar de que no necesita nada! Baño, comida, agua, con todas las necesidades cubiertas y algún tentempié por si le entra hambre en el avión, durante el vuelo solo habrá que preocuparse de su calma. Llevar contigo el kit pinturas y papel o algún cuento que le guste puede ayudarte en la conquista de la aventura Cómo mola el avión.

Viajamos de noche

Otra opción para viajar con niños en avión y conseguir que la tranquilidad esté presente es coger el avión para la hora en la que suelen dormir. No siempre funciona, pues algunos están tan emocionados que la adrenalina les hace enfurruñarse ahuyentando irremediablemente a Morfeo. Pero, lo más probable es que su cuerpo le pida descanso y, ante la comodidad, del viaje, para cuando se despierte ya habréis llegado.

Recomendaciones para viajar con niños en coche

Algunos pequeños están tan acostumbrados a viajar en coche que, al parecer, no hay ningún problema en tomar unas vacaciones para las que debemos rodar unas cuantas horas. Pero, ¿ese hábito incluye todos los kilómetros que vais a hacer en este viaje? ¡Sé precavida, mami! No vaya a ser que su lado quejica decida acompañaros.

Sin mareos durante el viaje

La parte que más odian muchos niños de viajar en coche son los mareos. Esas ganas de vomitar, el sudor en exceso, el malestar… ¡se sienten tan mal! ¿Cómo ayudar a evitarlo? Comida ligera y muy poca cantidad antes de iniciar la marcha. Que papá y mamá conduzcan con suavidad, contar con una buena ventilación y fijar la vista en algún punto lejano del paisaje, en vez de en un cuento o una película, ayudará a reducir las posibilidades de mareos inesperados.

Ayúdale a disfrutar del viaje en coche

La verdad es que no es fácil conseguir que a un peque le encante hacer muchos kilómetros dentro de un coche, en esa sillita que no le deja correr, ni saltar, ni hacer nada más que ir sentado. ¿Cómo conseguir que no se le haga pesado? ¡Haciendo del viaje algo divertido! Inventad canciones, jugad a crear historias, buscad objetos y animales a lo largo del viaje, adivinanzas… Dejarle llevar algún juguete seguro con él también puede ser una excelente opción. Pero, recuerda, ¡siempre con la seguridad como máxima prioridad!

Una pausa cada 2 horas

¡De vez en cuando necesito estirar las piernas, papis! Y vosotros también. En un viaje largo, intentad hacer paradas cada dos horas. Aprovechad para estirar las piernas, descansar del coche, ir al baño, comer y beber algo… El contacto con el aire fuera del coche os sentará bien a toda la familia.

Consejos para viajar en tren, barco y otros transportes con tu hijo

¿Prefieres otros medios de transporte para viajar con niños? ¡Veamos qué necesitas saber!

Viajar en barco con tus hijos

Muchos peques y papás tienen tendencia a marearse en los viajes en barco. ¿Es el caso de tu hijo o hija? Habla con tu pediatra y coméntale la posibilidad de tomar algún medicamento para evitarlo. Ir sentadito en los asientos centrales en la dirección de la marcha también será de ayuda para que los mareos no quieran unirse al viaje.

Viajar en tren con niños

A la hora de elegir los asientos, decántate por los que van en dirección a la marcha, pues ayudan a no darles la bienvenida a los molestos mareos. ¿Y una vez sentados? ¡Es el momento de pasarlo genial! El tren tiene tanto que ver por la ventana... y múltiples posibilidades de juegos sin tan siquiera tener que salir del asiento.

Solo asegúrate de no reservar el billete en el vagón silencioso que tienen muchos trenes y evitar juegos que impliquen cantar o alzar demasiado la voz.

Viajar en autobús con los peques

A menos que ya estén acostumbrados a ir a excursiones con el cole en bus, este no suele ser de sus medios de transporte favoritos. Hay que pasar demasiado tiempo sentados. ¿Cómo evitar que don Aburrimiento chafe las primeras horas de nuestro viaje en bus? ¡Haciendo del viaje un momento divertido! Como aquí seguramente haya más pasajeros, las canciones no son las mejores ideas, pero sí podéis jugar al Veo, veo, a las palabras encadenadas o al reto de ver el mayor número de coches amarillos.

¿Y tú? ¿Qué tipo de padre o madre eres al viajar con los niños? ¡Cuéntanoslo en Facebook e Instagram con el hashtag #yosoyelpadreque #yosoylamadreque hago los viajes divertidos!