Estimulación temprana para bebés: los mejores ejercicios

¿Qué es la estimulación temprana?

Vosotros también podéis ayudar a vuestro bebé a desarrollar sus capacidades motrices, psíquicas, sociales y emocionales. ¡Wow! ¿A tantas cosas a la vez? Claro que sí. Pero, ¡tranquis! Es más fácil de lo que os imagináis y lo conseguiréis a través de técnicas y ejercicios con lo que os lo pasaréis genial. Y no solo al nacer el bebé. Podréis disfrutar de vuestro momento estimulación temprana, por lo menos, hasta que cumpla 6 o 7 años.

Beneficios de la estimulación temprana para el bebé

Esto de pasárselo en grande mientras vuestro hijo o hija aprende suena muy guay, pero, ¿para qué le sirve la estimulación temprana al bebé?

  • Mejorar la motilidad: le ayuda a mover las diferentes partes del cuerpo, a trabajar la fuerza, el equilibrio, el tacto, sus habilidades con las manos…
  • Aumentar su capacidad de observación: fomenta su curiosidad y observación, haciendo que empiece a fijarse y a interpretar lo que hay a su alrededor, interactuando con el entorno y activando sus reflejos.
  • Identificar las emociones: además de estrechar aún más el vínculo con vosotros, también va aprendiendo a reaccionar con sonrisas o llantos a diversos estímulos y personas.
  • Facilita la comunicación: la estimulación temprana también permite detectar problemas del lenguaje, así como ponerle solución. Le ayuda a comunicarse e, incluso, a intentar imitar los sonidos que escucha a base de balbuceos.

Aprende ejercicios de estimulación temprana para tu bebé

¿Qué no queremos en nuestro momento estimulación temprana? ¡Presión! ¿Qué sí queremos? ¡Mucha diversión! Por eso te desvelamos algunas pautas Nenuco para facilitar la estimulación temprana de tu bebé:  

  • ¡Divertíos!: sin diversión no hay estimulación temprana. Tu bebé debe pasárselo bien aprendiendo y no sentir que lo hacéis como una obligación.
  • Traza objetivos: solo sabremos cómo trabajar si sabemos a dónde queremos llegar.
  • Saca partido a cada ejercicio: esa esponjita-bebé también es fan de los descuentos… ¡de trabajar con un solo juego más de un área a la vez!
  • Motiva sin saturar: los retos para el bebé son muy guays, si se pueden superar, pro eso no lo compliques demasiado.
  • Menos es más: preferimos un número reducido de sesiones a la semana de poca duración que grandes dosis de saturación que acaben por irritar al bebé.

Los mejores ejercicios para la estimulación temprana de tu bebé

La estimulación temprana para bebés mola, pero, ¿por dónde empezar? No te preocupes, que enseguida te lo explicamos.

Juegos de bebés en los brazos de mamá

¿Estimulación para los cinco sentidos y mi rincón favorito? ¡Sí, quiero! Sí, mamá, tus brazos también pueden ser su lugar ideal para deleitarse con tu voz, disfrutar del tacto de tus caricias y mimos, tu olor, entender las dimensiones de tus dedos al cogerte la mano, tus movimientos al mecerlo. En definitiva, todo eso que te encanta hacer con él también sirve para despertar su curiosidad a través de los cinco sentidos. ¿Le añadimos un extra? A su desarrollo intelectual le encantará que le vayas contando qué veis y qué vais a hacer.

¡Qué divertido es bañarse!

¡Cómo mola bañarse! Con las sensaciones del Jabón Líquido Ultra Suave sobre la piel, el dulce olor del Champú Extra Suave, los juegos con los patitos en la bañera…  Y si encima papá trae de regalo un gran masaje relajante con Aceite Hidratante ¡seguro que tu bebé lo disfruta al máximo! ¿Te has fijado en cuántos sentidos se estimulan con el baño del bebé? Y algunos pensando que solo servía para para estar limpitos y relajarse.

Hoy comemos con las manos

¡Come con la cuchara! ¡No juegues con el plato! ¡No comas con las manos! Excepto que estés practicando la estimulación temprana. Porque sí, mamá, tocar la comida, meterla en la boca, dar golpes con la cuchara en el plato, también nos ayuda a aprender cosas tan guays como la diferencia entre sabores, temperaturas, ingredientes, texturas ¿Y si se mancha? ¡No pasa nada! Una toallita y a seguir jugando.

Mira cómo me muevo

Túmbalo boca abajo e impúlsalo a que se mueva con algún incentivo, como colocarle su juguete favorito u otros objetos llamativos cerca, sin llegar a dárselos. Juegos como reconocerse en el esejo,  Nos informan de que se ha visto un niño igualito al bebé en el espejo y de que un peluche se esconde y se asoma cuando papá grita cucú. ¡Tenemos que encontrarlos!

Aprendo las partes del cuerpo

La profe mami siempre le enseña a bebé cómo se llama cada parte del cuerpo, tocándola, señalándola… ¡y siempre le pregunta a ver si se ha aprendido la lección! Pero bebé nunca responde… hasta que un día… ¡bebé, sin hablar, señala la parte del cuerpo que dice mamá!

¿Y tú? ¿Qué otros ejercicios de estimulación temprana para niños utilizas con tu bebé? ¡Compártelos con nosotros en redes sociales con los hashtags #YoSoyLaMadreQue y #YoSoyElPadreQue!