Mochila guardería: lo que no le puede faltar a tu hijo

¿Nervios por el primer día de guardería? ¡No te preocupes! Es perfectamente normal. Y es que tanto en el primer día de colegio, como en el primer día de guarde, los papás estamos casi tan nerviosos, emocionados y ansiosos como los niños. Empieza una etapa nueva y no queremos olvidarnos de nada. ¿Buscas un checklist para la mochila de guardería de tu hijo? ¡Nenuco al rescate!

Qué llevar en la mochila de la guardería

Todas esas dudas que te van surgiendo puedes resolverlas con los educadores en la reunión que se hace justo antes de empezar el curso. Ellos te contarán qué va a necesitar tu hijo o hija y cómo funciona todo el sistema en la guardería. ¿Buscas un extra económico que te ayude en esta nueva fase? No olvides la posibilidad de conseguir un cheque guardería.

Por supuesto, cada niño y cada niña es un mundo y dependiendo de su edad, su personalidad y su situación en particular, necesitará unas cosas u otras. Pero, en general, hay una serie de imprescindibles que no pueden faltar en la mochila de tu bebé, como son:

  • La mochila de la guardería: en ella se guarda todo lo que tu bebé necesita.
  • El kit del cambio de pañal: pañales, toallitas húmedas y cremita del culete.
  • Una o dos mudas de ropa: este pack incluye un par de bodys.
  • El kit de aseo: un peine, colonia, una toalla y pañuelos.
  • Un biberón para el agua: también puede servirte un vaso con asas.
  • La bata de la guardería: la gran aliada para prevenir las manchas en la ropa.
  • Baberos: por lo menos un par de ellos.
  • Chupete: mínimo dos, a poder ser con cadenas para que no se pierdan.
  • Su peluche favorito: le ayudará a consolarse y a sentirse seguro si llega un momento lágrimas.

Cómo preparar al niño para el primer día en la guardería

Ha llegado el gran momento: el peque empieza en la guardería Papás ¡no lloréis! Solo se está haciendo mayor y en unas horas ya volverá a casa para regalaros muchos mimos e historias divertidas ¿Cómo preparar al niño para su primer día de guardería? Enseguida te lo explicamos:

Ve adaptando la rutina

En la guarde te explicarán muy bien cómo ir haciendo la integración en la guardería para que esta sea lo menos traumática posible para los peques. Los papás también podéis ayudar mucho en este aspecto en casa, por ejemplo, empezando a adaptar las rutinas del día a día a las que tendrá vuestro hijo o hija en la guardería. Por ejemplo, si ahora se despierta a las 09:30 de la mañana, pero al empezar en la guarde se tendrá que levantar a las 07:30, podéis hacer que se despierte cada pocos días media hora antes hasta llegar a la hora que le tocará cuando empiece en esta nueva etapa.

¡Mis cosas llevan mi nombre!

Entre tantos niños con edades similares, ropa y pertenencias parecidas, es muy fácil perder o confundir algo. ¿Un truco para que todo vuelva a casa de la guarde? ¡Etiquetar y marcar todo con el nombre del niño o la niña! Esta medida evitará que vuestro hijo o hija aparezca en casa con unos zapatos que no eran suyos y os ayudará a vosotros como padres y a los educadores a descubrir qué es de quién sin sorpresas.

Elige ropa cómoda

Como padre o madre que eres, sabes bien qué es cambiar pañales varias veces cada día y qué ropa prefieres que vista tu hijo o hija para hacer la tarea más cómoda y efectiva. ¿Te contamos un secreto? Estas también son las prendas favoritas de los educadores de las guardes a la hora de cambiar pañales, por lo que lo ideal es darle prioridad a la comodidad. Nada de botones y las zapatillas mejor con cierre de velcro que con cordones.

Zapatos que invitan a pasárselo en grande

En la guardería tu niño o niña va a estar muy bien cuidado, sí, pero también va a aprender muchas cosas, a explorar, a jugar, a cantar, a bailar. Y, como tú bien sabes, el dolor de pies es el gran enemigo de la diversión. A la hora de elegir los zapatos para la guardería, la palabra clave es la comodidad. Elige calzado que se adapte bien al pie de tu peque y le permita disfrutar a tope de sus días en la guarde.

#SomosLosPapisQue nos ponemos la capa de la tranquilidad

Y una vez llega el gran día… ¡a calmarse, papis! Poneros la capa de la tranquilidad porque os espera la dura misión de dejar al bebé en la guarde por primera vez. Vuestros nervios, preocupación o intranquilidad pueden traducirse en lágrimas y miedo por su parte. Os toca transmitirle paz y vibraciones positivas y recordarle lo bien que se lo va a pasar.

¿Y tú? ¿Qué otros imprescindibles crees que no pueden faltar en la mochila de la guardería y en la preparación del primer día? ¡Compártelos con nosotros en redes sociales con los hashtags #YoSoyLaMadreQue y #YoSoyElPadreQue!