Bolsa hospital parto

     

     

     

    Preparar la bolsa para el parto en el hospital

    Hay un bebé en camino a punto de llegar a la línea de meta. Mami ya ha empezado con la preparación del parto y se dispone a preparar la bolsa del hospital con semanas de antelación, como toda buena heroína de la maternidad que sabe que hay bebés equipados con extra de velocidad capaces de adelantarse a la fecha prevista de parto. Pero, ¿qué llevar en la bolsa para el hospital? ¡Nenuco al rescate!

     

    Qué llevar en la bolsa para el hospital

    Si nunca has roto aguas antes, déjanos contarte un secreto: en este momento tu cerebro no va a querer pensar en qué llevar en la bolsa para el hospital. Sé previsora e intenta tener tu bolsa de maternidad para el hospital y la canastilla del bebé preparadas antes de la semana 37 de embarazo. Agradecerás mucho haberlas organizado de forma que tengas todo bien localizado y a mano cuando estés en el hospital.

     

    Qué documentación vas a necesitar

    Como el bebé nacerá en el hospital, tanto si es público como privado, necesitarás llevar contigo alguna documentación, como:

    • Tarjeta sanitaria: en el hospital público, necesitarás la tarjeta de la Seguridad Social y en el privado, la tarjeta de tu seguro.
    • Documentos médicos: las pruebas que te han hecho, las últimas analíticas, el consentimiento si has elegido la opción de la epidural… Aunque probablemente ya los tengan en el hospital, nunca está de más llevarlos contigo.
    • El plan de parto: si has completado tu plan de parto, no te olvides de incluirlo en la bolsa de maternidad para el hospital.

     

    El camisón y las zapatillas que quieres en el hospital

    Al ingresar en el hospital para el parto es probable que te den un camisón con las aperturas que necesitas tanto para dar a luz como para darle el pecho al bebé, pero no tienes que quedarte con ese todo el tiempo, mamá, una vez tengas a tu bebé contigo, puedes poner tus propios camisones.

    No elijas solo el que más te guste estéticamente, sino el que más cómodo y práctico sea para el seguimiento que van a hacerte los médicos. Es probable que se manche, por lo que no lleves solo uno y acuérdate también de que en tu kit de comodidad en el hospital no pueden faltar unas zapatillas de casa cómodas que te permitan caminar todo lo que desees y una bata.

     

    Ropa interior de mamá

    Hay una palabra clave a la hora de definir la ropa interior postparto: comodidad. ¿Qué necesitas en este aspecto? Sujetadores especiales para lactancia materna si vas a darle el pecho a tu bebé, discos empapadores para las fugas de leche, y braguitas de papel de usar y tirar con talle alto. Pueden no ser tus favoritas, pero pueden venirte muy bien en caso de que tengan que hacerte una cesárea.

     

    El neceser con los productos de aseo de mamá

    ¿Y para guardar todo? Un neceser en el que llevar todos los productos que necesitas para el aseo mientras estés en el hospital: champú, cepillo, desodorante, cepillo de dientes, pasta de dientes, jabón, Aceite Hidratante, gomas del pelo… Sin olvidarte de las compresas tocológicas, que suelen presentar un tamaño mayor y ser más absorbentes que las convencionales.

     

    Ropa para volver a casa

    Aunque ahora tengas el foco en el hospital, una vez te den el alta, toca volver a casa con el Team Familia: papá, mamá y el bebé y vas a querer ir vestida. Es fácil olvidarse de incluir la ropa de vuelta a casa en la maleta. Como tu cuerpo aún tardará unos días en concienciarse de que tu bebé ha cambiado la barriguita por tus brazos, es mejor optar por ropa que usabas en la última fase del embarazo.

     

    Cómo hacer la maleta para el hospital

    Nadie dice que preparar la bolsa para el parto en el hospital sea fácil. Y es que pensar en frío en todo lo que puedes llegar a necesitar con semanas de antelación puede llegar a ser complicado. ¡Vayamos por pasos!

    ¿Dudas? ¡Pregunta!

    Parece una solución muy obvia, pero te sorprendería saber cuántas mamás se quedan con dudas porque creen que las respuestas pueden ser demasiado obvias, aunque no las sepan. ¡No pasa nada por preguntar! En el hospital en el que vayas a dar a luz estarán encantados de resolver todas tus incógnitas. Lo más importante es que al llegar el momento tú puedas estar tranquila, por lo que no dudes en preguntarles todo lo que necesites, incluyendo qué te hace falta llevar.

     

    Checklist con lo que necesitas para el hospital

    En materia de organización y planificación, las listas son nuestras grandes aliadas. ¿Hacemos repaso de lo que vas a necesitar? He aquí un checklist con lo que se suele necesitar para la bolsa de maternidad del hospital:

    • La documentación para el hospital: tarjeta de la Seguridad Social, documentos médicos y plan de parto
    • Camisones y zapatillas de casa cómodas
    • Bata
    • Braguitas desechables de papel, discos empapadores y sujetadores de lactancia materna
    • Neceser: cepillo, champú, desodorante, Aceite Hidratante, cepillo de dientes, pasta de dientes, gomas del pelo, jabón...
    • Compresas postparto
    • Ropa para volver a casa

     

    Las cosas de mamá y las del bebé por separado

    Como el bebé no va a querer usar la ropa de mamá ni a mamá le valen los bodies del bebé, una buena forma de organizarlo todo es tener tus cosas en la bolsa del hospital para el parto y las del bebé en su canastilla por separado. Te ayudará a preparar todo antes de que llegue el día, pero también a localizar todo de forma mucho más fácil cuando estés en el hospital.

     

    ¿Y tú? ¿Cómo has preparado tu bolsa para el parto? ¡Cuéntanos tu experiencia en nuestras redes sociales con el hashtag #YoSoyLaMadreQue… sabe organizarse antes del parto!

    es[Layout:]

    También te puede interesar

    Mochila guardería: lo que no le puede faltar a tu hijo

    ¿Nervios por el primer día de guardería? ¡No te preocupes! Es perfectamente normal...

    Ideas de juegos en familia para disfrutar juntos

    Eso de que los juegos son para niños pequeños… ¡es una gran mentira! Los juegos en familia molan…

    Qué es la disciplina positiva en niños

    Castigarlos duramente no mola nada, papás, pero ser demasiado permisivos puede no traer resultados positivos. ¿Un término medio para educar a vuestros hijos?