Tips de alimentación saludable para niños

     

     

    Tips de alimentación saludable para niños

     

    A veces, la alimentación saludable para niños puede verse como un asunto complicado. Qué alimentos son sanos para los niños, cómo hacer que coman bien, cómo estimular el gusto de los peques… son tantas las incógnitas que, a veces ya no sabéis si buscar tips o esconderos bajo el mantel. ¡Quietos ahí, papis! ¡Trucos Nenuco al rescate!

     

    Cuáles son los alimentos más nutritivos y sanos para los niños

    A la hora de conseguir la alimentación saludable para niños que necesitan, lo más difícil no es hacer tu propia lista de comida saludable, diferenciando entre alimentos nutritivos y alimentos malos para los niños, sino conseguir que su paladar los deguste con el mismo placer e ilusión que si estuvieran hechos de chocolate, evitando las rabietas y los no me gusta tan característicos que parecen traer consigo los alimentos nutritivos. ¿Qué alimentos sanos y nutritivos no deben faltar en la dieta de tu hijo o hija?

    • Frutas y verduras: es un básico en la dieta de los peques, pero también los que más barreras de entrada traen. Dejar volar tu imaginación creando formas divertidas con los ingredientes puede ser de ayuda para que las abra y se lance a comerlas. Lo ideal es que coma dos raciones de verdura y dos o tres piezas de fruta al día de diferentes colores. La fuerza está contigo.
    • Legumbres: he aquí otro alimento con grandes valores nutricionales, que también suele generar gran resistencia a ser devorado por los niños. ¿Truco Nenuco? Haz purés y mézclalas por el medio para que así consigan comer las dos o tres raciones que necesitan por semana.
    • Carbohidratos: la pasta y los cereales les dan la energía que necesitan, además de fibra, vitaminas del grupo B y proteínas. Por suerte, estos alimentos suelen gustarles más que las verduras, las frutas y las legumbres, por lo que no tendrás que ingeniártelas mucho para que coman las raciones que necesitan cada día, que oscilan entre 4 y 6.
    • Lácteos: yogures, leche, queso… sus huesos necesitan dos o tres lácteos cada día… y su paladar también, por lo que esta será una misión sencilla.
    • Pescado: aporta vitamina A, vitamina D, vitamina B12, hierro, fósforo, yodo, magnesio, selenio, Omega 3…, necesitan unas cuatro raciones por semana y algunos les gustan más que otros. ¿Descubrirás cuáles?
    • Carne: a través de la carne reciben nutrientes tan importantes como el hierro, las proteínas, y la vitamina B12. Deben comerla entre tres y cuatro veces por semana, y aunque sean muy fans de los embutidos, es mejor optar por pollo, pavo, conejo, ternera u otras carnes de sabor suave.
    • Huevos: son una gran fuente nutritiva, pues contienen aminoácidos esenciales y otros nutrientes fundamentales para la salud de los peques, como vitaminas, hierro, fósforo, yodo y zinc… Lo recomendable es tomar tres huevos a la semana: cocidos, en tortilla...

     

    Técnicas para estimular el gusto de tus hijos

    Esos momentos no me gusta, cuando nunca en su vida ha probado dicho alimento pueden ser muy frustrantes. Y qué decir de la cara que se te queda cuando un tiempo después decide probarlo y se convierte en una de sus comidas favoritas. ¿Truco Nenuco? Estimula el gusto de tu hijo o hija desde bebé:

    • Come rico, mami: durante la lactancia, el peque está experimentando sabores a través del pecho de la madre. De ahí la importancia de que ella coma alimentos saludables durante este período.
    • Probamos sabores nuevos: desde que empieza a comer, dale un alimento nuevo cada dos o tres días para que se vaya acostumbrando a la variedad. ¿Y si jugamos con los sabores de algo que ya le guste? El yogur es un excelente candidato para conseguir este objetivo. Dale uno de fresa, otro de plátano, otro natural…
    • Diferentes combinaciones: cómo mezcles los alimentos también importa, así como la forma de cocinarlos. ¡Enséñale la variedad!
    • El ejemplo de papi y mami: si tú no quieres ni oler las verduras, ¿por qué iba tu peque a querer comer eso que a sus papás les da tanto repelús? En el ejemplo está la clave.

     

    Baby Led Weaning (BLW): qué es, beneficios y consejos

    Una vez el príncipe en pañales cumple 6 meses, toca pasar a la siguiente fase: la alimentación complementaria. Pero nadie dice que tengas que hacerlo sí o sí con papillas y purés. Tu bebé también puede sumarse al método Baby Led Weaning y aprender de los mayores a comer alimentos enteros desde muy pequeño.

     

    En qué consiste el Baby Led Weaning

    Con el Baby Led Weaning, solo hay un líder encargado de dirigir la alimentación complementaria del bebé: tu propio hijo/a. Este se sienta en la mesa con el resto de la familia y, como papi y mami han puesto a su alcance alimentos ricos y variados, va eligiendo por su propia cuenta qué quiere comer.

    Pero, como bebé no ha asistido a clases magistrales, observará detenidamente a los padres e irá imitando sus gestos a la hora de comer. Al principio, le ofrecen alimentos blandos en trozos grandes y él tenderá a chuparlos o, incluso, alimentos machacados para que pueda comerlos directamente a puñados. Pero, poco a poco, a base de hacer lo mismo que papá y mamá se convertirá en todo un maestro del arte de manejar los cubiertos y los vasos. ¿Y si nos manchamos? ¡Nada que una toallita Nenuco no pueda resolver!

     

    Ventajas del Baby Led Weaning

    ¿Por qué considerar el Baby Led Weaning a la hora de alimentar a tu bebé? Porque tiene beneficios tan guays para él como los que siguen:

    • Hábitos saludables: aprende a comer de forma saludable desde peque y a reconocer las señales del cuerpo que le indican que tiene hambre o está saciado.
    • Impulsa su desarrollo psicomotor: mientras otros bebés siguen comiendo papillas y bibes de las manos de sus padres, vuestro peque será capaz de comer solito.
    • La misma comida para todos: al comer igual que el resto de la familia, os ahorráis cocinar platos diferentes para el bebé.
    • Está bien alimentado: aunque a veces dé la sensación de que solo juega con la comida, al seguir manteniendo la lactancia materna durante un tiempo, te aseguras de que el peque está bien nutrido.
    • Destete lento y gradual: cuanto más va comiendo el peque, menos leche produce mamá, por lo que el cambio se hace de forma gradual sin lágrimas por ninguna de las dos partes.

     

    Consejos Nenuco para un Baby Led Weaning efectivo

    Aunque el bebé esté al mando de lo que come y cuánto come, papás, hay una serie de pautas que debéis aplicar para que esta misión sea el éxito que queréis:

    • Supervisores de la comida: papá y mamá siempre vigilan al bebé, asegurándose de que no hay riesgo de atragantamiento.
    • Dosis de energía en forma de comida: los padres ofrecen alimentos que aportan energía y hierro.
    • La dieta del riesgo cero: es importante hacer una lista con los alimentos que puede tomar sin riesgo a atragantarse.
    • Qué fácil es comer: conviene vigilar al peque y echarle una mano con las situaciones especiales a las que tenga que enfrentarse.

     

    ¿Y tú? ¿Qué trucos aplicas para la alimentación saludable de los niños? ¡Compártelos en nuestras redes sociales con el hashtag #YoSoyElPadreQue #YoSoyLaMadreQue… sabe hasta de migas nutritivas!

     

    es[Layout:]

    También te puede interesar

    Bañar al bebé

    ¿Quieres trucos para bañar a tu bebé y alcanzar el nivel padre experto? ¡Desde Nenuco te traemos los musts del baño para el día a día!

    Cambiar pañales

    Preparaos, papis, ha llegado el momento de enfrentaros a la misión que más miedo da… ¡cambiar el pañal! ¿Cómo contener la respiración y lograr cambiar el pañal sin desmontar al bebé?

    Dormir a tu bebé: trucos y consejos

    Llega un momento en el que las ojeras de los padres parecen querer gritarlo: ¿cómo dormir al bebé?